El futuro del automóvil

El futuro del automóvil

Automóvil futuroSi estamos algo puestos en el mundo de las nuevas tecnologías sabremos sin lugar a dudas que el futuro del automóvil pasa por la integración con el Smartphone, APPs que integren por completo nuestro teléfono móvil, navegadores con información al instante de la carretera por la que circulemos, un proyector que mande la información a nuestro parabrisas para evitar distraernos durante la conducción, controles por voz con una IA avanzada, etc. Pero… ¿Tanto falta para todo esto?

La respuesta es no. Si tomamos como base la tecnología que actualmente poseemos en nuestro Smartphone, que se va renovando día a día y donde conseguimos aplicaciones impresionantes capaces de hacer cosas impensables hace unos años, sabremos que toda esta tecnología “está ya inventada”. La mayoría de cosas que se nos ocurran a la hora de diseñar un “coche del futuro” podemos relacionarla con alguna de nuestras APPs actuales.


Información compartida por GPS

GPSGracias al GPS actualmente podemos disponer de información actualizada de un sistema sea donde sea que esté. Así pues podemos obtener información del tiempo que falta para que el bus llegue a nuestra parada, información de donde se encuentra nuestro Smartphone (útil en caso de que nos lo hayan robado), información cuando enviamos una fotografía en nuestra red social, para que la gente sepa dónde hemos viajado…

En el automóvil ahora mismo disponemos de WAZE, una APP con información a tiempo real del estado de las carreteras. Si visitamos su página web podremos leer en portada “la app de tráfico y navegación basada en una de las mayores comunidades de usuarios”. Esto nos dice que la información de WAZE la comparten los propios usuarios para ayudar a otros usuarios en sus trayectos por carretera.

Si bien WAZE es una aplicación muy buena y con buena proyección de futuro. Imaginemos que la información de la carretera la tomase nuestro propio vehículo mediante un sistema de cámaras que capten el entorno. Que nuestro fabricante haya integrado en nuestro vehículo un botón que únicamente pulsándolo el vehículo sea capaz de captar al instante la información que queramos compartir y enviarla a una APP común con otros conductores.

Un sistema de GPS avanzado que compartiese la información que nuestro automóvil capta y una macrocomputadora que gestionase esa información podría servir de guía para nuestros desplazamientos en carretera, informándonos al instante si ha habido un accidente en nuestro camino o si hay una situación climatológica adversa.


Utilización de “la nube” en nuestro vehículo

Conexión iPod

Si tenemos un automóvil relativamente nuevo, o hemos podido ver el funcionamiento de uno de ellos, podremos comprobar que el Smartphone cada vez está más integrado en él. Primero fue la agenda de contactos, integrada de forma rústica en nuestro radio-CD. Luego fue la música por bluetooth, que nos permite reproducir la música de nuestro Smartphone en el equipo de sonido del vehículo.

Con memorias mini USB de 8, 16 o 32 gigas, ¿realmente necesitamos el reproductor de CDs?

Con una conexión a internet 4G y una aplicación como Spotify con toda la música que buscamos en la nube, ¿necesitamos haber descargado la música en nuestro móvil?

Podemos recordar las unidades de reproducción de iPod que algunos fabricantes montaban, que era un sistema novedoso es su día pero que costaban un riñón si se estropeaban. La veo totalmente innecesaria si tenemos toda nuestra música en la nube.


Inteligencia artificial

IAHablemos de la IA. ¿Qué significa? Inteligencia artificial. Suena realmente futurista. ¿Sí? No lo creo. Pensemos primero en qué tipo de IA necesitaríamos para un control por voz “total” de nuestro automóvil. Simplemente necesitaríamos un reconocimiento de voz que ya existe, una base de datos con palabras clave y un gestor que identificase esas palabras y las relacionase entre sí. Si pensamos en el mercado de videojuegos seguro que se nos ocurren varios títulos capaces de hacer esto que estamos nombrando sin mucha dificultad. Tampoco hace falta irse muy allá, con el reconocimiento de voz del buscador de google es suficiente.

Lo que sí que deberíamos pensar es el tipo de control por voz que necesitaríamos en nuestro vehículo. Lógicamente el control del manos libres del teléfono debería ser completamente por voz, aunque eso ya existe. También deberíamos poder gestionar el climatizador y la radio por voz. El cierre centralizado, el navegador…

Realmente en este campo lo que puede estar más verde en los vehículos es el reconocimiento de voz y la interpretación del vehículo de nuestras instrucciones. Si para hacer funcionar un sistema tenemos que recordar las palabras exactas a usar para que el vehículo pueda entendernos, el sistema es mejorable.


Los salpicaderos del futuro

Pantalla

Por último la tecnología a realizar sería la de cambiar nuestros salpicaderos para evitar distracciones durante la conducción. Esto ya lo estamos viendo en algunos modelos. Si todo el control del automóvil se realiza por voz en una unidad con IA, ¿para qué necesitamos los botones? ¿Para qué necesitamos desviar la atención de la carretera y ponernos en peligro?

El proyector de pantalla en el parabrisas ya está inventado, no obstante tendrán que pensar en cómo llevarlo a cabo sin distraer en exceso la atención del conductor, porque, aunque estés mirando hacia el frente, si estás atento al mapa del navegador en vez del camión que viene de frente, mal vamos.


Pero… ¿Por qué no se utilizan estas tecnologías actualmente?

Actualmente está desapareciendo ese sentimiento colectivo del placer por la conducción. El mensaje de BMW ya no es “¿te gusta conducir?”. Ahora BMW está desarrollando coches eléctricos y llamativos para ser pionero en ese nuevo campo. La conciencia de la sociedad puede mucho, y con internet y las redes sociales esa conciencia está cada día más conectada entre sí. Los conductores ahora quieren un coche que no gaste mucho, que no contamine el medio ambiente, quieren una marca que les asegure que está pensando en el futuro del mundo. Las marcas lo saben y han captado el mensaje. Están trabajando duro para meterse en esa nueva conciencia colectiva.

Pero si es así, queda una pregunta por hacer. ¿Por qué el automóvil está tan poco avanzado conforme a la tecnología a su alrededor?

Lo podíamos vez hace unos años. El reproductor de MP3 revolucionaba el mundo de la “música de bolsillo” y sin embargo los vehículos tardaron tiempo y tiempo en integrarlo. Seguías con tu radio-CD en tu coche que si era Premium venía con cargador.

Actualmente pasa lo mismo, tenemos en nuestra mano una computadora extremadamente inteligente, capaz de asimilar y gestionar millones de datos. En cambio en nuestro coche tenemos una unidad de control de habitáculo que cuesta el doble que nuestro Smartphone y realiza la mitad de la mitad de funciones en el doble de tiempo.

La pregunta sigue en el aire, ¿por qué?

Pueden existir múltiples respuestas. Podríamos decir que ser fabricante de coches es pertenecer a un círculo muy cerrado. Que a los fabricantes no les interesa integrar tecnologías tan punteras en sus vehículos de igual manera que hasta ahora no se está comercializando el vehículo eléctrico cuando hace décadas que existía.

Realmente cambiamos de móvil cada año o dos años como mucho. En esto siempre estamos “a la última”. Con el coche es distinto. Puede durarnos desde 4 o 5 años hasta 20, o más si somos amantes de lo retro. Lógicamente no es posible que nuestro coche esté a la última si lo cambiamos cada 10 años. ¿O sí?

¿Hablamos de hardware o de software? Los frikis de los ordenadores me entenderán. Podemos tener un hardware de hace 5 años como por ejemplo un Pentium IV Quadcore y sin embargo podemos seguir estando a la última en cuanto a software, aunque no funcione con los mismos gráficos o igual de fluido.

¿Por qué no pasa esto en los vehículos entonces? Realmente sólo se me ocurre una respuesta, porque no interesa. O no interesaba. Parece que los fabricantes cada vez están más concienciados en esto y ya vemos acuerdos como el de Audi con Google, para integrar el sistema Android en sus vehículos.

Sólo nos queda ver qué nos depara el futuro del automóvil, pero pinta prometedor. Quizá se recupere poco a poco ese sentimiento del placer de conducir. Quizá poco a poco el sentimiento colectivo vuelva a recuperar la confianza en los fabricantes, aunque hay que tener por seguro que no será de la misma manera. El futuro pasa por vehículos integrados en la nube y por vehículos ecológicos que no contaminen nuestras ciudades.


 

 

 


Taller mecánico Zaragoza. Visite nuestra web y descubra nuestras instalaciones y servicios. En Enrique Artal S.L., somos especialistas en el área de mantenimiento y reparación de electricidad y mecánica del automóvil, situados en el centro mismo de Zaragoza.

Share Button
happy wheels

About the author

Alberto Valiente

Apasionado por el motor desde que arranqué el primero de ellos. Perito tasador de seguros del automóvil por la cátedra CZ de la universidad de Zaragoza y APCAS. Co-dirección de Enrique Artal S.L.  

posteado en por Alberto Valiente en Nuevas tecnologías

Responde a El futuro del automóvil

  1. Pingback: El futuro del Automóvil - Parte II - Taller mecánica Zaragoza | Enrique Artal S.L.

Ingresa un comentario

You must be logged in to post a comment.