Reparación por golpe en bajos

Reparación por golpe en bajos

Golpe en cárterSeguimiento reparación es la categoría en la que analizamos casos reales de averías en vehículos, desde que el vehículo entra a taller hasta que sale reparado. Veremos todo tipo de averías que se nos pasen por la cabeza, casos reales de vehículos averiados y la reparación que fue necesaria realizar.

Vamos a evitar hacer cualquier mención a marcas o modelos, nuestro objetivo no es sacar los colores a nadie y que haya ocurrido una avería en concreto en un vehículo concreto no debería servir de referencia para el resto de vehículos.

En este caso vamos a ver los daños provocados por un fuerte golpe en bajos. ¿Hasta dónde llegan estos daños?


1. Recepción y diagnóstico de avería

El vehículo entra en grúa al taller, dado que ha sufrido un fuerte golpe en los bajos que ha dañado la mecánica.

Inspeccionamos el vehículo en su parte inferior observando que el cárter de aceite presenta una importante deformación. Al poner el motor en marcha durante unos instantes se aprecia un fuerte ruido procedente del interior del motor. Detenemos el funcionamiento para evitar agravar los daños.

Dado que el impacto ha dañado el cárter de aceite se decide desmontar el cárter y los casquillos del cigüeñal para comprobar el alcance de los daños. Se desmontará también la tubería de admisión del turbo para comprobar si está dañado.


2. Desmontajes y localización de los daños

Una vez desmontado el cárter de aceite y los casquillos comprobamos la existencia de daños por falta de engrase en el motor. La chupona de la bomba de aceite se encuentra fracturada, confirmando daños en el sistema de engrase. La bomba de aceite es el elemento encargado de enviar el aceite a todos los conductos del motor y del turbo. A causa del golpe se ha provocado que la bomba de aceite no pueda absorber correctamente el aceite, no llegando suficiente engrase al motor.

En este caso el cárter no ha perdido aceite por el golpe como suele ocurrir cuando se raja o se provoca un agujero. El aceite en reposo se encuentra en la parte baja del motor, el cárter de aceite. El aceite es absorbido por la chupona y enviado a la bomba de aceite. En este caso al encontrarse fracturada, la chupona no ha absorbido el aceite perdiendo el motor su lubricación.

Si se hubiese detenido el vehículo en el momento del golpe los daños se limitarían al cárter y la chupona de la bomba. En este caso existen graves daños en el motor como observamos desmontado los casquillos de biela y observando las muñequillas del cigüeñal, provocados por una falta de engrase al no llegar el aceite.

Se comprueba por último el turbocompresor. Se ha desmontado la tubería de admisión pudiendo acceder así a comprobar la turbina. Se observa que el turbo puede ser reutilizable.


3. Causas de los daños

La causa de los daños en este caso es “clara”. Ponemos clara entre comillas porque existen dos tipos de daños que podríamos diferenciar.

Los daños del cárter y chupona de aceite son debidos directamente al impacto por golpe en bajos. El golpe puede haber sido con alguna piedra o roca, o con algún animal en la carretera. Puede haber sido provocado por circular por vías no aptas. En algunos casos habrá podido ser evitado pero en otros no podremos hacer nada por ello. También debemos tener cuidado a la hora de evitar obstáculos puesto que podemos provocar un accidente mayor.

Por otro lado los daños provocados en el motor sí podrían haber sido evitados. El conductor del vehículo debería haber detenido el funcionamiento del motor tras el fuerte golpe. Al no haberse detenido de inmediato el motor funciona sin aceite, provocándose el gripaje de sus elementos móviles. En nuestra anterior entrada sobre la falta de lubricación explicábamos el por qué.

Con toda seguridad en el cuadro de instrumentos se encendería el testigo de falta de presión de aceite al no tener presión la bomba de aceite, hecho que obligaba al conductor a la parada imperativa del motor para evitar agravar los daños. Si se hubiese detenido el funcionamiento del motor en el momento en el que el testigo de falta de presión lo indicaba se habrían evitado los daños en el motor.


4. Reparación efectuada y salida del vehículo de taller

Finalmente para la reparación del vehículo ha sido necesaria la sustitución del motor, al presentar fuertes daños por falta de engrase. Las piezas sustituidas son:

Motor de intercambio

Juntas de motor y tornillería

Filtro de aceite y aceite

Anticongelante

Ha sido necesario el desmontaje en primer lugar del cárter de aceite y casquillos para el diagnóstico de los daños.

Posteriormente se desmonta el motor del vehículo y en un banco de trabajo se procede a pasar todos los elementos de un motor a otro.

Tras la reparación es necesario realizar varias pruebas para asegurarnos de que el vehículo funciona correctamente antes de entregarlo al conductor.


5. Reportaje fotográfico

Os dejo con el reportaje fotográfico y los daños que hemos encontrado en el motor.

Kilometraje del vehículo a su entrada en taller

Kilometraje del vehículo a su entrada en taller

Vista general de los bajos del vehículo. Se observan restos de barro y roces que nos indican que el vehículo ha circulado por vías no asfaltadas.

Vista general de los bajos.

Observamos el fuerte golpe que presenta el cárter de aceite.

Cárter de aceite

Se realiza el desmontaje del cárter para observar el estado del cigüeñal

Cárter desmontado

Se realiza el desmontaje del cárter para observar el estado del cigüeñal

Cárter desmontado

Una vez desmontado comprobamos el fuerte golpe recibido por el cárter de aceite

Abolladura del cárter

Se observa la rotura de la chupona de la bomba de aceite provocada por el golpe. La bomba de aceite se queda sin presión de engrase a raíz de la rotura.

Chupona de la bomba de aceite

En los casquillos y tapetas de biela observamos la pérdida de material provocada por falta de engrase. Estos daños junto con los de las muñequillas del cigüeñal nos confirman la fuerte falta de engrase sufrida por el motor.

Casquillos y tapetas de biela dañados

Detalle de los casquillos de biela. Han perdido gran parte de su material al no tener el engrase correcto.

Detalle de los casquillos

Comprobación del turbocompresor. En este caso no presentaba excesivos daños aunque es muy probable que quede dañado por una falta de presión de engrase.

Comprobación del turbo


 

 

 

 

 


Taller mecánico Zaragoza. Visite nuestra web y descubra nuestras instalaciones y servicios. En Enrique Artal S.L., somos especialistas en el área de mantenimiento y reparación de electricidad y mecánica del automóvil, situados en el centro mismo de Zaragoza.

Share Button
happy wheels

About the author

Alberto Valiente

Apasionado por el motor desde que arranqué el primero de ellos. Perito tasador de seguros del automóvil por la cátedra CZ de la universidad de Zaragoza y APCAS. Co-dirección de Enrique Artal S.L.  

posteado en por Alberto Valiente en Seguimiento reparación

Ingresa un comentario

You must be logged in to post a comment.